«Anything can happen and it probably will» directorio 
Bienvenido a la casa del Ciudadano luisbermer
 
79 drillos
Nivel 1
luisbermer
Ciudadano de "Nueva Logia del Tentáculo" de la región "libros" desde el 21-07-2006
Nombre Completo:
Luis Barrera Bermejo 
Relatos de terror
Entra en la oscuridad...
Visita http://www1.webng.com/luisbermer/ ...si te atreves...
ciudadano activo
17 relatos publicadas
17 relatos destacados en la home de dreamers

Sus Relatos (17) -pagina 1 de 1 -
D.E.P
     Mi padre estaba muerto. Yacía junto a mí sobre su lecho de eternidad. Parecía dormido, como en los recuerdos de lejanas noches de verano pasadas en la infancia. Pero ahora su semblante estaba cubierto por un frío halo de p
Por luisbermer
Esqueleto y luna
ESQUELETO Y LUNA Sobre un inaccesible acantilado, muy por encima de Mar de Diamantes, se encontraba el esqueleto negro, sentado en el borde del abismo, contemplando el pálido rostro de su amiga, la Luna llena.      Sin utilizar voz alguna, el
Por luisbermer
MI TUMBA
MI TUMBA Mi tumba es un lugar cambiante. En ocasiones la encuentro cálida, mullida; un refugio a prueba de toda inclemencia del exterior. Otras, las más de las veces, se convierte en un pozo frío, lúgubre, de oscuridad sin fondo, que roba el ali
Por luisbermer
MONEDA DE CAMBIO
MONEDA DE CAMBIO      La delgada figura del viajero emergió por encima de la duna apoyándose en su retorcido bastón, que se hundía en la arena a cada paso. Estaba llegando. Ya podía ver las puertas de Arana a trav&e
Por luisbermer
PUERTA AL INFIERNO, SANGRE EN EL CIELO.
PUERTA AL INFIERNO, SANGRE EN EL CIELO      Estaban sentados sobre la roca, juntos. Se besaron con ternura. Desde lo alto de la colina dominaban toda la extensión del valle; sus campos de cultivo, los estrechos senderos que conectaban casas ai
Por luisbermer
EL REENCUENTRO
      EL REENCUENTRO La luz de los dos soles bañaba las llanuras y colinas, los valles quebrados que se extendían tras las cordilleras de roca milenaria. El silencio reinaba, absoluto, entre el cielo y la desolada superficie planetaria.
Por luisbermer
¡CORTADLE LA CABEZA!
      ¡CORTADLE LA CABEZA!      La plaza era una turba enajenada, sucia y vociferante, un mar embravecido por corrientes de odio. Y en su centro -como una isla de madera- se levantaba el cadalso. La guillotina ya estaba lista
Por luisbermer
NIEVA SOBRE LA CIUDAD
      NIEVA SOBRE LA CIUDAD      La mujer mesaba los dorados cabellos de la niña, recostada sobre su pecho. Tras los cristales, los copos descendían lentamente desde el manto gris que cubría la ciudad, co
Por luisbermer
LO TRAJO LA NOCHE
      LO TRAJO LA NOCHE      Era noche cerrada. La lluvia llevaba horas cubriéndolo todo con su serenidad cristalina, pero pocas personas eran conscientes de ello. Vivir solo en un caserón en medio de algú
Por luisbermer
LA VOZ
      LA VOZ      Todos hemos escuchado alguna vez ante determinadas situaciones estresantes una voz interior que susurra un sibilante consejo para superar airosamente el problema circunstancial que encaramos; aceptamos la sug
Por luisbermer
LA CENA
      LA CENA      El hombre del tiempo no se había equivocado. La negra borrasca llevaba dos días encima de nosotros, descargando su furia en forma de viento y lluvia incesantes. El fluido eléctrico se e
Por luisbermer
Hermético
      HERMÉTICO      Estaba sentado en un rincón cuando abrí los ojos. El habitáculo era un cubo perfecto de cuatro metros de lado aproximadamente, formado por uniformes paredes grises. Estaba completamen
Por luisbermer
ALTA MAR
      ALTA MAR      La noche era calurosa, apenas traía brisa para alejar los fantasmas que nacían de su habano; Julio, don Julio, sentado en el ático de su mansión solitaria junto a la cala priva
Por luisbermer
Consciencia irreversible
      CONSCIENCIA IRREVERSIBLE      Desperté, y tras un pausado parpadeo, conseguí abrir los ojos completamente. Las remanentes brumas del sueño me hicieron desconfiar de mis ojos durante unos instantes,
Por luisbermer
Sala de espera
      SALA DE ESPERA      Miguel cogió al azar una de las revistas esparcidas por la mesita de mármol. Le gustaba ojearlas, desde niño: fotos de gente desconocida, información breve y superficial,
Por luisbermer
La caricia del sueño
      LA CARICIA DEL SUEÑO      Eran la cuatro y media de la madrugada cuando terminé una de mis habituales sesiones noctámbulas de lectura.      Muerto de cansancio y con el peso del s
Por luisbermer
Seis de enero
      SEIS DE ENERO      ¡Por fin había llegado el gran día! El pequeño Alex se despertó muy excitado, casi eufórico; durante todo el año había estado acumulando infinidad de
Por luisbermer
© Copyright DREAMERS NETWORKS SL. Responsabilidades y Condiciones de Uso en el Universo Dreamers ®